Hamaca para bebés: nuestra selección de los mejores modelos

La hamaca del bebé es ideal para ayudar a su niño a relajarse mientras que los mantiene cerca de usted y de sus actividades. Tanto en el salón como en el jardín, el suave balanceo le dará sensaciones similares a las de su vida prenatal. La tela, preferiblemente de algodón, envuelve suavemente el cuerpo de su recién nacido para proporcionarle momentos relajantes durante la siesta.

¿Cuál es la mejor hamaca para bebés? ¿Cómo elegir una hamaca para bebés? Descubra los criterios más importantes para una selección exitosa. Por nuestra parte, hemos encontrado las más interesantes para usted.

UNA HAMACA PARA BEBÉS NO ES NI UNA CAMA COLGANTE NI UNA TUMBONA

La hamaca del bebé es diferente de la cuna o de la cama suspendida porque es menos rígida. La tela sostiene el cuerpo de su niño pequeño sin estructura en el contorno.

También se diferencia de la tumbona o del columpio porque está más orientada hacia la relajación. La tumbona o columpio a menudo tiene un arco de actividad y a veces movimientos automáticos, así como opciones de canciones de cuna. Son útiles para que el bebé pueda observar tranquilamente a sus padres y su entorno. También se pueden usar para una siesta corta. En lugar, la hamaca se piensa para el resto sin la distracción. Sin ningún accesorio de actividad, es más sobrio y más natural. Esto no impide que el bebé descanse mientras observa a su alrededor.

PRECAUCIONES A TOMAR CON UNA HAMACA PARA BEBÉS

La hamaca abusada del bebé puede ser peligrosa. Sin supervisión, conlleva varios riesgos: si su niño pequeño gira la nariz demasiado cerca de la tela, su respiración puede estar restringida. Además, una vez que su niño sepa dar vuelta alrededor, será muy difícil que él cambie su posición en su hamaca. Entonces puede atascarse. Finalmente, hay también un riesgo de caer al subir y al bajar de la hamaca. Las precauciones se deben tomar con respecto al uso que usted hace de la hamaca:

Cerciórese de que la localización donde usted atará la hamaca sea compatible con los sujetadores provistos. Si tiene que ser colgado, elija una estructura sólida.

No coloque la hamaca demasiado alta. Así, en caso de caída, las consecuencias serán más ligeras.

Nunca deje a su niño en su hamaca desatendido. Podría caerse y caer.

Siempre aplique las reglas para limitar el riesgo de muerte súbita del bebé (nunca coloque a su pequeño sobre su estómago).

Compruebe siempre que el tejido esté bien tensado.

LOS CRITERIOS DE SELECCIÓN PARA UNA BUENA HAMACA PARA BEBÉS

SEGURIDAD

Para evitar cualquier peligro con la hamaca, varios puntos se deben comprobar a la hora de la compra:

  • Elija una hamaca hecha de tela y no de hilo, el bebé podría tener su mano o pie atrapado entre los hilos.
  • Asegúrese de que el método de fijación sea robusto, con varios dispositivos de seguridad adicionales.
  • Revise el peso de su bebé regularmente para que no exceda el máximo para el cual la hamaca está diseñada. La carga máxima admisible se encuentra en el manual de instrucciones.
  • Compruebe que las correas son fuertes y que un arnés de seguridad evita cualquier riesgo de caída.
  • La hamaca debe cumplir con las normas europeas, no sólo en lo que se refiere a la seguridad (riesgos de lesiones y caídas), sino también a los materiales (no inflamables, no tóxicos….).

Algunas hamacas no se diseñan para ser utilizadas más allá de 6 meses. Tan pronto como su hijo está sentado, ya no es apto. La vida útil de estos modelos es similar a la de las cunas. Por lo tanto, es importante comprobar las especificidades de cada modelo y respetar las instrucciones indicadas.

COMODIDAD

Lo ideal es, por supuesto, algodón orgánico, muy suave, acompañado de una hamaca de madera con la etiqueta FSC, es decir, de bosques bien gestionados, materiales reciclados o fuentes responsables. Aunque la madera de una gestión responsable no tiene un impacto directo en su hijo, es un símbolo de ciertos valores. Valores de respeto por el medio ambiente, por su hijo, elección de barnices no tóxicos que a menudo acompañan la selección de una madera sana.

La presencia de un colchón es una ventaja en términos de confort. El acolchado, la posibilidad de tensar y adaptar el tejido a la morfología de su pequeño son también criterios de confort.

EL PESO MÁXIMO

Considere considerar este criterio, comparándolo con el peso actual de su bebé. Entonces todo depende del tiempo que quieras usarlo. ¿Usted apenas desea una hamaca para poner a su bebé a dormir por los primeros meses o una jerarquía más cómoda y más durable, que se pueda utilizar cuando su niño estará sentado? Obviamente, cuanto mayor sea el peso máximo, mayor será su duración.

Un bebé demasiado pesado para la hamaca puede caerse y caer. También es su comodidad la que se ve afectada, no sólo será inestable, sino también demasiado apretada, lo que puede causar dolor.

LA SELECCIÓN DE LAS MEJORES HAMACAS PARA BEBÉS

 

CONCLUSION

Las virtudes de la hamaca no sólo conciernen a los niños pequeños! ¿Usted sabe sobre el yoga de la hamaca, también conocido como yoga aéreo? Es una nueva disciplina, accesible desde 2011. Ayuda a los padres (¡y a otros!) a liberar sus tensiones mientras mejoran suavemente su flexibilidad.

¿Tan porqué no practicar el arte de la hamaca con su familia? Versión de relajación para bebés, un poco más dinámica pero igual de beneficiosa, en una versión aérea para los padres! ¿Y cuál es su mejor método de relajación?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *